Feminismos

Ley que necesita Centroamérica: despenalizar el aborto

Fuente: Nómada.gt

Por: Martín Rodríguez

Fecha: 2 de febrero de 2015

Michelle Bachelet, la presidenta de Chile, estuvo en Guatemala la semana pasada, pero no habló del proyecto de ley más importante en esta su segunda presidencia. Despenalizar el aborto por tres motivos: por violación, cuando la vida del feto sea inviable y cuando haya un riesgo vital para la madre.

En Guatemala contamos con dos cifras oficiales para darnos cuenta de la epidemia que representa la violencia contra las mujeres y que necesita de debates profundos y decisiones fuertes en nuestra sociedad; entre ellos, el del derecho de las mujeres a decidir si interrumpen un embarazo, si hacen un aborto. El año pasado hubo 60,000 partos de menores de edad, que significa que cada día hay 165 niñas que tienen un hijo. 165 niñas que en su mayoría fueron violadas, en un 80 por ciento por conocidos o familiares.

Y a ellas se suman muchísimas más de niñas y mujeres violadas que no quedaron embarazadas. ¿Cómo respondemos como Estado y como sociedad? Con un par de discursos y haciéndonos de la vista gorda.

Y otra cifra espeluznante: cada día desaparecen de sus casas dos adolescentes. Muchas de ellas van a parar a las redes de tráfico sexual de Centroamérica y México. A muchas las embarazarán y les realizarán abortos clandestinos que probablemente las dejen estériles o muertas. Y ellas son sólo algunas de las 65,000 mujeres que cada año se realizan abortos clandestinos en Guatemala.

“En una sociedad donde las mujeres son ciudadanas plenas y libres, ni el Estado ni nadie puede obligarlas a tomar una decisión en contra de su derecho y deseo a ser madres. Pero de la misma manera, cuando su decisión es no continuar con el embarazo, por alguna de las tres graves causas mencionadas, el Estado debe entregar alternativas fundadas en sus derechos, en su dignidad y en razones de protección de su vida”, dijo Bachelet a su regreso desde Guatemala.

Y es que el aborto no es nunca una decisión fácil ni una primera alternativa. “Con este proyecto estamos brindando un apoyo a muchas mujeres en un momento muy doloroso de sus vidas”, añadió Bachelet.

Por eso deberíamos cumplir con la ley sobre educación sexual y métodos anticonceptivos que se aprobó en el Congreso hace diez años y que siempre es torpedeada por los grupos conservadores en el Ministerio de Educación, y garantizar todos los métodos anticonceptivos posibles a todos los adolescentes y adultos del país.

Y, para evitar que las mujeres mueran o pierdan la dignidad en la vida, debemos cumplir con la ley que permite el aborto terapéutico y aprobar también la despenalización del aborto.

Necesitamos una ley así, como la que hay en casi todos los países más desarrollados e igualitarios del mundo, como España, otros europeos y muchas partes de Estados Unidos, y como empieza a haber en América Latina: México, D.F., Bogotá, Uruguay, Cuba y pronto Chile. Una ley así es necesaria en Guatemala y Centroamérica.

Y es que el problema es que las mujeres no son soberanas, no son dueñas de su cuerpo en nuestros países. Una encuesta estatal -de las que no son pagadas por candidatos- le hizo dos preguntas a mujeres urbanas y rurales hace unos años. ¿Cuántos hijos quisiera tener en la vida? Dos, respondieron las urbanas, que en promedio tienen dos hijos cada una. ¿Cuántos hijos quisiera tener en la vida? Dos, respondieron las rurales, que en promedio tienen cuatro hijos cada una.

En España, el año pasado, ante la posibilidad de que se anulara la ley que permite el aborto, cincuenta activistas, políticos y actores explicaron por qué es necesario que se mantenga ese derecho legalmente:

Necesitamos esta ley no sólo para salvar vidas como la de la salvadoreña Beatriz, a quien el Estado le impidió un aborto a pesar de que peligraba su vida si no se interrumpía el embarazo (de un feto que no tenía posibilidades de vivir); o porque las mujeres tienen derecho a decidir sobre su cuerpo, como la guatemalteca Beatriz, bloguera de Nómada, que a sus 39 años y con dos hijos, había decidido abortar.https://nomada.gt/wp-content/themes/nomada/media/imagenes/general/nomada-final.png

 

lunes, 9 de febrero de 2015 Gloria

Registrese o inicie sesión para realizar comentarios

última noticia

Movilizaciones populares: lecciones aprendidas

 

Fuente: albeldrio.org

3 de junio de 2015

Por Marcelo Colussi

 

<...>

Leer +

último material